X

El Embudo de Ventas Aplicado a un Negocio en Internet

El Embudo de Ventas Aplicado a un Negocio en Internet
4.5 (90%) 2 votes

El embudo de ventas es una metáfora de las diferentes fases de una venta, un concepto que también podemos aplicar a los negocios online. Si quieres conseguir ganancias con tu blog necesitas tener claro esto.

Todos sabemos lo que es un embudo y si no lo sabes te lo explico.

Definición de embudo: Instrumento para trasvasar líquidos a recipientes de boca estrecha (La parte superior por donde se introduce el líquido es mas ancha que la parte inferior).

Si has estudiado algo de marketing sabrás que es un embudo de ventas, pero a continuación quiero explicártelo enfocado a un negocio en Internet o a un blog.

 

Embudo de ventas en un negocio en Internet o en un blog.

Las diferentes fases de un embudo de ventas en un negocio online serían las siguientes:

  1. Nicho de mercado.
  2. Lectores que llegan a tu blog.
  3. Lectores habituales.
  4. Suscriptores.
  5. Compradores de tu producto.
  6. Evangelizadores.

Con la siguiente imagen entenderás mejor el proceso de ventas de un blog.

1. Nicho de mercado.

En primer lugar tienes el nicho de mercado o mercado potencial al que has enfocado tu blog.

Si tienes un blog de mascotas y quieres posicionarlo en Google con la palabra clave “adiestramiento de perros”, si dicha palabra clave es buscada 25.000 veces al mes, en la parte superior del embudo tienes un mercado potencial de 25.000 visitas mensuales.

 

2. Lectores que llegan a tu blog.

En segundo lugar tienes los lectores que llegan a tu blog, que son menos que los que hay dentro de tu nicho de mercado.

Sería genial recibir el 100% de visitas de tu nicho de mercado, pero es imposible.

Si por ejemplo tu blog aparece en primera posición de la palabra clave “adiestramiento de perros”, tu blog recibirá alrededor del 40% de las visitas producidas por esa búsqueda.

Esta es la razón por la que el embudo comienza a estrecharse.

 

3. Lectores habituales.

El embudo continua estrechándose en esta fase con los lectores que llegan a tu blog, que se convierten en lectores habituales, volviendo una y otra vez.

La mayoría de personas que visitan tu blog por primera vez no volverán a visitarlo nunca mas, pero hay un pequeño porcentaje al que captas su atención o le gusta tu blog y se convierten en lectores habituales.

El nivel de compromiso de estos usuarios con tu blog aumenta de nivel.

 

4. Suscriptores.

Del total de lectores habituales de tu blog, hay un porcentaje de ellos que deciden suscribirse a tu blog. Ya sea porque les ofreces algo gratuito a cambio de suscribirse o porque les gusta el contenido de tu blog y quieren que les avises cuando publicas nuevo contenido.

En esta fase también podemos incluir a esos lectores que visitan tu página de contacto y te mandan un email porque están interesados en que les ayudes a resolver un problema o están interesados en tu producto.

 

5. Compradores de tu producto.

Del 100% de los lectores que deciden suscribirse a tu blog, solo un pequeño porcentaje decidirá comprar tu producto. El embudo continua estrechándose.

Sería ideal que el 100% de suscriptores comprara, pero eso no nunca sucederá, así que no te hagas ilusiones 😉

Los suscriptores que se convierten en compradores entran a un nivel de compromiso superior.

 

6. Evangelizadores.

En la última fase del embudo de ventas tenemos a los clientes que han comprado tu producto y han quedado tan satisfechos que se convierten en evangelizadores de tu producto, recomendándolo a sus amigos y contactos.

Los 3 niveles de compromiso.

Estudiando bien las fases mencionadas del embudo, podemos ver 3 niveles distintos de compromiso:

  1. En primer lugar tenemos las visitas de personas que no se comprometen para nada contigo, ya que tu no tienes ni idea de quienes son.
  2. En segundo lugar tenemos a los que se comprometen levemente dándote su nombre y dirección de email.
  3. En el último lugar tenemos el nivel de mayor compromiso donde el lector confía tanto en ti que decide comprar tu producto con un dinero que va directo a tu bolsillo.

 

Como planificar tu trabajo en el blog.

Según las estadísticas, mas del 90% de los blogs no generan ni un euro de ingresos mensuales.

¿Por qué?

Porque la mayoría de bloggers dedican casi todo su trabajo a la parte superior y mas amplia del embudo…a conseguir visitas en su blog.

Está muy bien querer aumentar las visitas a tu blog, pero si no le dedicas tiempo a las partes inferiores del embudo, tus visitas solo se quedarán en eso: visitas.

Necesitas dedicarle el tiempo necesario a las partes inferiores del embudo para convertir las visitas en suscriptores, y los suscriptores en compradores.

¿Como?

Trabajando en contenido de calidad que puedas ofrecer de manera gratuita a los lectores que se suscriban al blog.

Con dicho contenido conseguirás situarte como experto en la temática y generarás en el lector la confianza en ti necesaria como para comprar tu producto.

Este proceso de conseguir suscriptores y enviarles con autoresponders el contenido gratuito se consigue de manera automatizada, con plataformas como Mailchimp o Aweber.

También necesitas trabajar y mucho en crear un producto estrella de calidad, el cual te generará la mayoría de los ingresos de tu blog.

Sé que es complicado dedicarle la mayoría de nuestro tiempo a crear un producto de calidad y muy poco tiempo a conseguir suscriptores, ya que solemos tener poco tiempo y ese lo dedicamos a simplemente publicar posts en el blog, pero ahí está el error.

Voy a explicarte 2 casos de bloggers diferentes para que veas los distintos resultados que se pueden obtener.

 

Caso 1.

Un blogger dedica el 90% del tiempo a publicar posts en su blog enfocados a distintas palabras clave. Con ello consigue aumentar las visitas a su blog, recibiendo 1.000 visitas diarias.

Solo le queda un 10% del tiempo que tiene libre para crear su propio producto, por lo que nunca se anima a crearlo y no utiliza el email marketing para conseguir suscriptores.

En el poco tiempo que le queda se dedica a difundir sus posts en las redes sociales y a conseguir algún que otro enlace para mejorar el posicionamiento del blog.

Esto le lleva a la siguiente situación:

  • El blog recibe 1.000 visitas diarias. 
  • No tiene suscriptores. 
  • No tiene un producto propio para vender.
  • Solo consigue unos 500€ mensuales en comisiones de ventas como afiliado y en Google Adsense, aunque dicha cantidad fluctúa y lo mismo puede pasar de 500€ a 700€ que a 100€ (no tiene unos ingresos estables).

 

Caso 2.

Un blogger dedica el 90% del tiempo a crear su propio producto de calidad, para después comercializarlo en su blog y a conseguir suscriptores ofreciéndoles un mini curso gratuito que el mismo ha creado.

El 10% de tiempo que le queda lo dedica a publicar un post semanal en el blog que después comparte en las redes sociales.

Esto le lleva a la siguiente situación:

  • El blog recibe 500 visitas diarias.
  • Tiene un listado de suscriptores al que se unen 25 personas cada día.
  • Tiene un producto propio que vende en el blog a 79€.
  • Ha conseguido generar confianza con sus suscriptores al mandarles gratuitamente el mini curso y un 3% de los suscriptores compran su producto.
  • De los 750 suscriptores nuevos que tiene cada mes, un 3% (22 suscriptores) compran su producto de 79€.
  • Genera cada mes unos 1.700€ de ingresos con la venta de su producto.

Conclusión.

Vemos como con la estrategia del embudo de ventas, el blogger del caso 2 genera un ingreso mucho mayor que el blogger del caso 1, a pesar de que su blog recibe la mitad de visitas.

Esto es solo un ejemplo y no son datos exactos, pero solo quiero que veas que si tienes un blog, no solo tienes que dedicarte a generar tráfico web.

Lo importante es dedicarle la mayoría de tu tiempo a las fases inferiores del embudo, para conseguir convertir tus lectores en suscriptores y tus suscriptores en compradores, que al fin al cabo, son los que harán que ganes dinero.

Ver comentarios (9)

  • Bien explicado Andrés, me ha gustado el ejemplo N2...y veo que soy el 1. Lo ideal seria 1,5, aplicando los dos ejemplos y creo que se podria ganar un poco mas, porque cuando el producto esta creado puedes dedicar mas tiempo al blog y asi aumentar las ventas...
    Me ha gustado el post, muchas gracias :)
    Un saludo.

    • Así es Olga, que tengas tu propio producto no quita que puedas ganar dinero recomendando otros productos

      saludos

  • Solo decir q a mi tb me ha gustado mucho el artículo. Acabo de lanzar mi web y estoy bastante perdida en temas seo, palabras clave, posicionamiento... Pero con este post nos haces ver q no hay que perder la perspectiva y que en ocasiones es mejor centrarse en fidelizar y retener q en atraer nuevas visitas. Gracias por este artículo tan práctico Andrés!!

  • Por cierto, he imprimido la foto del embudo y la tengo en ni escritorio a modo de referencia para saber siempre en que punto estoy y hacia donde quiero ir...

  • Hola Andrés: Como siempre un placer leerte. Me parece muy interesante la visión que planteas y opino que hay que valorar las opiniones de los expertos para no cometer los mismos errores. Gracias por compartir tu experiencia. Un saludo.

  • Excelente post pero las persona no compran asi por asi, se debe hacer seguimiento y hacer q te conozca, entablar una relacion... Y sobretodo ayudarle a resolver su problema