X

Mails transaccionales: definición e impacto en tu negocio

5/5 - (1 voto)

El envío masivo de correos es una vertiente del marketing digital que, a medida que los procesos de digitalización han ido avanzando y consolidándose, han presentado un gran crecimiento. Encontramos una gran cantidad de razones que nos ayudan a entender su notoriedad. No en vano, el más importante es que actualmente es una de las herramientas que mayor retorno ofrece.

 

Dentro de la disciplina del marketing digital podemos encontrar una gran cantidad de tipologías de mail. Cada una de ellas obedece a unas características y objetivos en particular. Son los emails transaccionales una de las opciones que han cobrado una mayor relevancia. Por esta razón, a continuación te contamos a qué hace referencia a este concepto y cómo puede impactar en el desarrollo de nuestro negocio.

¿Qué es un email transaccional?

Un email transaccional es una tipología de correo electrónico que surge como consecuencia de una acción. Encontramos ejemplos en una gran cantidad de tareas que se encuentran presentes en nuestro día a día. Entre ellas, las facturas cuando compramos un producto o contratamos un servicio o las alertas cuando nos suscribimos a un determinado servicio.

 

Este tipo de correos electrónicos pueden llegar a tener un importante impacto en el devenir de nuestro negocio. La explicación la encontramos en su capacidad para aumentar la confianza y la transparencia de nuestro negocio sobre nuestros clientes.

Mails transacciones vs mail marketing

Cuando nos referimos al mail marketing es habitual que los diferentes tipos de mails tiendan a confundirse. Sin embargo, la tipología de los mails transacciones es muy diferente a la que podríamos alcanzar con cualquier otro correo electrónico.

 

Históricamente, el mail marketing siempre se ha caracterizado por su capacidad para conseguir nuevos clientes, llevar a cabo actos promocionales o invitar a nuestra comunidad a determinados eventos, entre muchas otras opciones. Este tipo de acciones permiten obtener un importante retorno si se ejecutan de manera correcta. Por lo tanto, son uno de los tipos de mails que conviene cuidar al milímetro. Sin embargo, si existe una característica principal que define al mail marketing es su carácter generalista. Es decir, no suelen estar personalizados para el receptor.

No ocurre lo mismo cuando nos referimos a los emails transaccionales. En este caso, utilizamos esta herramienta cuando contamos con una base de clientes consolidada y alguno de ellos realiza una determinada acción, como las que hemos mencionado en la introducción. En este caso, los mails suelen estar personalizados y se enfocan a un cliente en concreto. Pese a que es un tipo de mail que se manda a través de una acción comercial, su objetivo no es vender un nuevo producto, sino imprimir una mayor transparencia en todo el proceso.

 

Los emails transaccionales proporcionan un importante retorno a la empresa que los lleva a cabo, dado el impacto que tiene en el receptor. Trabajar de manera correcta los mismos y focalizar nuestros envíos de acuerdo al objetivo a alcanzar es clave. Para ello, debemos confiar en una buena herramienta de envío de mails con las que exprimir todas nuestras posibilidades.

Post relacionado