X

El Dinero no Da la Felicidad, pero…

El Dinero no Da la Felicidad, pero…
4.9 (97.14%) 7 vote[s]

«El dinero no da la felicidad». Esta es una frase que escuchamos continuamente de personas que insisten en que muchas personas que ganaron la lotería, acabaron arruinados o sintiéndose miserables, pero….¿realmente el dinero no da la felicidad?

El dinero no da la felicidad.

Es cierto, lo se…cuantas personas encontramos que están forradas de dinero pudiendo llegar incluso a limpiarse el culo con billetes de 50€ y viven totalmente amargados.

Vemos como hay famosos actores, cantantes, deportistas de élite que no saben ni cuanto dinero tienen, y van buscando la felicidad en diferentes cosas como la fama, las fiestas, el alcohol, la droga, pero nunca llegan a ser totalmente felices…incluso algunos lamentablemente terminan suicidándose.

Hace un tiempo leí la historia del creador del juego Minecraft Markus Persson, que tras el éxito del juego, se lo vendió a Microsoft por la atractiva cifra de 2.500 millones de euros.

La realidad de este multimillonario es que, a pesar de tener una mansión de 70 millones de dólares en Berverly Hills, de poder gastarse 100.000€ en un solo día, o de poder irse de fiesta a Ibiza con famosos, Markus se siente solo y deprimido.

Viendo ejemplos como el de Markus, llego a entender que vivir en una mansión, tener un coche de lujo, o poder hacer grandes fiestas con los amigos no me garantiza que seré feliz, pero entonces…

¿…no tener dinero me hará feliz?

 

Ser pobre tampoco da la felicidad.

El dinero no da la felicidad, ¿verdad?

Puede ser, pero la verdad es que ser pobre tampoco va a hacerte feliz. De hecho, es muy posible que ser pobre te haga sentirte totalmente miserable.

Yo se lo que es no tener dinero para pagar tus deudas, o que te falte dinero para comprarle a tus hijos un pantalón o unas zapatillas para ir al colegio, y lo que se siente en ese momento no es precisamente un sentimiento de felicidad.

Si el dinero no hace la felicidad, el no tener dinero tampoco.

El dinero no da la felicidad, pero te sitúa en circunstancias algo más cómodas, o ideales para conseguir lo que quieres.

No sé que pensarás tu, pero yo prefiero llorar en un yate tomándome una caña con un platito de calamares que llorar trabajando de camarero durante 10 horas diarias por lo mal que me trata mi jefe, como una camarera que me atendió este fin de semana.

¿Niveles de felicidad?

Según algunos estudios que se han realizado, el crecimiento de tu felicidad no es directamente proporcional al crecimiento de tus ahorros. 

Una vez que tengas suficiente dinero como para cuidar de tu familia y de cubrir sus necesidades básicas como una casa, comida, ropa, etc, tener más dinero no quiere decir que vayas a ser más feliz.

Cuanto más dinero tengas, más cosas podrás comprar, pero no serás más feliz en una casa de 3 millones de euros que en una de 500.000€.

Ese es el problema con el que la mayoría de ricos se encuentran. Gastar mucho no te hará más feliz.

El dinero es un medio, no un fin.

 

El dinero no da la felicidad, pero…ayuda.

La conclusión está clara: El dinero no da la felicidad, pero te ayuda a encontrarte en una situación más cómoda o ideal para que puedas buscar y encontrar lo que realmente te hace feliz.

Ganar mucho dinero no te hará feliz.

Seguro que si has llegado hasta mi blog es porque quizás buscabas métodos para ganar dinero por Internet, y en esa búsqueda seguramente te habrás encontrado bloggers que te muestran lo bien que viven gracias a los ingresos que consiguen con sus blogs, y hasta aquí quería traerte, porque el que yo quiera ganar dinero por Internet no es para tener un coche de lujo y una mansión y enseñártelos para que veas lo feliz que soy, y lo feliz que tu también puedes llegar a ser, sino que ganar dinero por Internet con un blog u otros métodos lo que te permite es tener libertad.

Si consigues vivir de un blog, lo que principalmente consigues es tener libertad y  flexibilidad para poder dedicarte a lo que realmente te gusta hacer, para visitar esos sitios a los que te gustaría ir, o para pasar más tiempo con tu familia o amigos.

El dinero no te permitirá comprar tu felicidad, pero es un medio neutral que te permitirá dedicarte a lo que realmente es importante para ti.

Esta es una de las razones por las que me dedico al blogging. A parte de que me apasiona el mundo de los blogs, poder vivir al 100% de los ingresos de tu blog te permite tener más tiempo libre, o al menos más flexibilidad de horarios.

Serás más feliz pudiendo disfrutar de tiempo libre de calidad con tus hijos si vives de los ingresos de tu blog o de tu negocio online, que si trabajas de comercial durante 9 o 10 horas al día en una gran empresa y cuando llegas a casa, tus hijos puede que ya estén durmiendo, o quizás no, pero estás tan cansado que lo único que te apetece es cenar y relajarte viendo una peli tumbado en el sofá.

Lo tengo claro: El dinero no da la felicidad…pero ayuda.

¿Tu que opinas?

* Termino el post con una frase con un poco de humor de Woody Allen.

 

Ver comentarios (20)

  • Ser feliz depende de lo que miras: ves el vaso medio lleno o medio vacío? Porque si eres de los que ve el vaso medio vacío nunca vas a alcanzar la felicidad. El dinero es un instrumento que te ayuda a concretar metas. Si no tienes metas vas a andar a la deriva tengas o no tengas dinero.
    Alguien me preguntó: quieres trabajo o ganarte la lotería? y a continuación me dijo, porque si te ganas la lotería vas a tener tiempo de hacer lo que te gusta y no trabajar. El tema es que mi trabajo es lo que yo elegí. Soy una de las pocas afortunadas que trabajan de lo que le gusta por lo tanto si me gano la lotería voy a seguir trabajando de lo mismo porque no me gusta estar sin hacer nada. Creo que no hacer nada te quema el cerebro y terminas haciendo pavadas como algunos de los grandes adinerados que necesitan tener un avión particular bañado en oro con incrustaciones de platino y rubíes, mientras una gran parte de la población mundial muere de hambre. Saludos :)

    • Hola Rosana,

      me alegra que estés trabajando en lo que te gusta. Si yo ganara la lotería también seguiría escribiendo en este blog, porque es lo que me gusta, pero quizás publicaría posts con fotos de mi mansión de 70 millones de € o de mis coches de lujo ;)

  • Es cierto que el dinero no da la felicidad, pero no tenerlo tampoco la da ni muchísimo menos como tú bien dices Andrés... Yo tengo una visión bastante limpia del dinero (ahora, porque he tenido que despejar muchas creencias al respecto) y solamente lo veo como una herramienta que me puede ayudar a construir todo aquello que desee, que a parte de cubrir mis gastos básicos también me permitirá al fin y al cabo aportar valor a los demás. Yo me metí en todo el mundo del marketing online buscando un medio a través del cual ganarme la vida y que a la vez me diera libertad. Soy bastante joven, tengo 23 años, pero tengo una visión bastante clara de cómo quiero que sea mi vida dentro de no mucho, y algo que me motiva a seguir trabajando en este objetivo es la motivación que me brinda una persona muy especial para mí, que es la que hace que saque energías cuando no las tengo y siga luchando por sacar mis proyectos adelante. Yo no mido la riqueza por la cantidad de dinero, sino por la cantidad y calidad de tiempo que puedo disfrutar para hacer todo aquello que me gusta y me hace feliz.

    Un saludo Andrés

    • Gracias por tu comentario Pedro, creo que tenemos muchas cosas en común.

      Un saludo

  • Hola Andrés, te copio un par de frases que he leído jejeje:

    1) El dinero no da la felicidad, pero la falta del mismo te deja bien jodido.

    2) Para cualquier proyecto que desees llevar adelante, el dinero va a ser un turbopropulsor que te impulsará más lejos.

    Muy cierto de que el dinero es una medio y una herramienta, que puede usarse tanto para bien como para mal.

    También estoy de acuerdo con Rosana en lo de que el estar ocioso quema las neuronas. El ser humano está diseñado para superarse, aprender y hacer y ser más cada día.

    • Será que siempre necesitamos tener una meta o un objetivo que alcanzar, sino, ¿para que vivir?

  • Andrés, te dije que no tenías permiso para publicar la foto de mi velero :-( jejeje!!!

    Tener dinero no significa que debamos quedarnos de brazos cruzados las 24 horas del día. ¿dejar el trabajo? pues yo seguramente no lo dejase de buenas a primeras pero teniendo 2.500 millones seguro que se me irían ocurriendo tantas cosas para hacer que al final terminarían por despedirme por acumulación de ausencias sin justificar jajaja!!! Y soy de los afortunados que pueden decir que trabajo en lo que me gusta y en lo que yo decidí.

    Estar arruinado puede convertir en triste y desgraciado hasta al espíritu más alegre tal y como se nos ha montado el sistema. Dame 2500 millones y déjame intentar ser feliz sin obstáculos que me vayan minando la felicidad.
    Si me das esos 2.500 prometo hacer cuanto en mi mano esté para ser feliz. Si no lo consigo devolveré todo lo que me haya sobrado tras el intento. :-)

    • Perdona Raúl, no sabía que el velero era tuyo jaja ;)

      Dime tu número de cuenta y te transfiero el dinero...

  • Y bien que ayuda el dinero, porque no tener deudas te hace más feliz, poder comprarte algun capricho o ir de vacaciones a un sitio que soñabas tambien te hace feliz. No hace falta gran cosa, ni yate ni mansion, para estar tranquilo y trabajar en lo que te guste.
    Un saludo.

  • La falta de dinero es una de las mayores razones de discusión en la familia, hay una frase que no me gusta nada que reza "cuando la pobreza entra por la puerta el amor salta por la ventana".
    Si bien es cierto que el dinero no da la felicidad pero hoy en día facilita mucho las cosas. Muchas personas tienen la sensación de que el dinero es malo, que la gente cuando consigue mucho dinero se vuelve diferente pero enrealidad solo aumenta y destaca esa personalidad tuya, si eres egocéntrico el dinero te hará serlo mas, si eres generoso el dinero te dará la oportunidad de serlo aun mas. No entiendo como una herramienta tan necesaria y llena de posibilidades como es el dinero tenga tantos enemigos.

    • Has mencionado algo importante Yarael: ...que el dinero no nos cambie quienes somos y como somos con los demás.

  • Muy cierto todo lo que dices, pienso lo mismo de la visión que se debe tener del dinero: Un medio, no un fin. Muchas gracias por cada una de tus publicaciones. Hace muy poco comencé a interesarme por esto del negocio por internet, veamos que cosas encontraré. Estoy leyéndote. Saludos.

    • Me alegro Paulina. Bienvenida y cualquier cosa que necesites estamos en contacto.

  • ¡Holaa!

    Está claro que el dinero no da la felicidad, pero si no tuviera que preocuparme por pagar hipoteca, coche, estudios, ropa, alimentación.... etcéteras y muchos más etcéteras, serían muchos menos quebraderos de cabeza, muchas menos preocupaciones, así que sí, no da la felicidad, pero ayuda, ¡Y mucho!

    Hay conceptos diferentes, claro que puedo ser medio pobre y ir todos los meses ahogada con las facturas, pero tengo gente que me quiere, amigos, soy positiva, siempre tengo una sonrisa, se lo que es querer y que te quieran, pues sí, voy a ser feliz. Tienes que vivir esas emociones en esta vida. Si no, ¿de que sirve vivir?
    Pero seria mucho mejor tener esas emociones y dinero saliéndome de las orejas que quieres que te diga jaja

    Hace poquito que te sigo, por aquí me verás más a menudo. Un beso :)

    • Muy bueno tu comentario Tessa, gracias por pasarte por aquí y comentar. Supongo que ser feliz es haber tomado la decisión de serlo, venga lo que venga, ¿no?

  • Seguramente el dinero no dé la felicidad pero soluciona todos los problemas de dinero, y son muchos.

    Lo que sí estoy segura que da el dinero es libertad, capacidad de decidir sin presiones lo que queremos hacer en cada momento, y eso, nos guste o no, es muy importante.

  • Lo primero que debemos de hacer es analizar qué consideramos cómo "felicidad" para poder determinar como llegar a ella. ¿La felicidad es un estado de ánimo o consiste en un momento preciso?

    • Buena pregunta....no creo que la felicidad sea un estado de ánimo momentáneo, puedo ser feliz pero en dicha felicidad tener momentos de enfado, desánimo...